POR NUESTRAS COMPAÑERAS A UN AÑO DE ATENCO

Pronunciamiento por las compañeras 4 de mayo

 

Ciudad de México, 4 de mayo 2007 A la opinión pública nacional e internacional:

 

A un año de la violencia con que fueron atacados nuestros compañeros y nuestras compañeras de la Otra Campaña por autoridades de la Policía Federal Preventiva y otros cuerpos de seguridad en San Salvador Atenco, quienes integramos el Sector Mujeres y la Sexta DF-Edomex sabemos que:

 

A ninguna de nuestras compañeras violadas y abusadas sexualmente ese día se le ha hecho justicia.

 

Muchas de ellas siguen presas: Magdalena García Durán, Suhellen Gabriela Cuevas Jaramillo, Patricia Romero Hernández, Edith Rosales y Mariana Selvas Gómez.

 

Dos compañeras salieron bajo fianza pero siguen bajo proceso: Norma Aidé Jiménez Osorio y María Luisa López Morán.

 

Cristina Vals Fernández (española), María Sostres Tórrida (española), Valentina Palma Novoa (chilena) y Samantha Dietmar (alemana), quienes fueron brutalmente expulsadas de México, no han vuelto a nuestro país.

 

Bárbara Italia Méndez y muchas de las compañeras que fueron abusadas ese día siguen bajo proceso.

 

Todos sus violadores están libres.

 

ni a Alexis Benhumea, ni al niño Javier Cortés, ASESINADOS por la policía federal preventiva, ni a ninguno DE NUESTROS COMPAÑEROS AGREDIDOS y encarcelados se les ha hecho justicia.

 

Por ello, las mujeres firmantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona unidas para trabajar desde abajo y a la izquierda en este grupo, manifestamos lo siguiente:

 

Las mujeres que se rebelan ante un sistema que las oprime son castigadas severamente con el silencio y el desprecio de jueces que no respetan sus más elementales derechos humanos. Una mujer que ha sido violentada sexualmente debe contar con apoyo físico, psicológico y familiar, y no ser aislada de sus seres queridos por medio de un encarcelamiento prolongado e injusto mientras los hombres que la atacaron siguen gozando de absoluta impunidad.

 

Nuestras compañeras MARIANA, SUHELLEN, PATRICIA, EDITH, MAGDALENA y todas las que fueron violentadas los días 3 y 4 de mayo merecen justicia y libertad inmediata, pues son rehenes de un sistema de opresión que promulga leyes sobre el supuesto acceso de las mujeres a una vida libre de violencia mientras en realidad protege a todos aquellos que practican cotidianamente la violencia institucional. Sabemos que la lucha no será fácil pues, como hemos visto a través del debate que se ha dado en estas semanas respecto del tema de la despenalización del aborto, vivimos en un país donde, por un lado, muchos nos utilizan como arma para sus batallas políticas, y por otro lado, todavía hay millones de personas que nos consideran una incubadora obligada a producir y reproducir seres explotados. Sin embargo, el coraje de nuestras compañeras presas y procesadas y el ejemplo que nos dan cada día mujeres como Ramona, Susana, Hortensia, Esther y todas las zapatistas del sureste de Chiapas seguirá infundiendo en nosotras la fuerza y la confianza necesarias para transformar nuestra realidad y la de futuras generaciones.

 

Seguiremos trabajando de manera coordinada con todos nuestros compañeros y nuestras compañeras de la Otra Campaña, a fin de lograr también la libertad de todos nuestros compañeros presos en los penales de Santiaguito y La Palma, y en el afán de contribuir a la construcción de un plan nacional de lucha que genere nuevas posibilidades de entendimiento en estos tiempos tan violentos.

 

También queremos decir que no dejaremos de luchar hasta que todas nuestras compañeras hayan sido liberadas. Esto incluye a Gloria Arenas Agis e Isabel Almaraz, presas políticas del gobierno mexicano.

 

¡Que vivan las mujeres en lucha! ¡Que viva la Otra Campaña! ¡Presas y presos políticos, libertad!

 

Sector Mujeres y la Sexta DF-Edomex,

 

Abajo y la izquierda, con todo el corazón.